Sábado 29 de Abril de 2017 |   GMT-4.00

Logo Bolsa de Valores RD

11.00% CI090224 2024 101.6232
0.00% CP1JFI01 2026 1,010.3454
0.00% CP1FCP01 2020 1,222.1505
11.00% NO050124 2024 101.7536
0.00% CP1EXC06 2026 104.9955
0.00% CP1GAM01 2020 1,313.8600
12.00% MH12032 2032 105.7066
11.00% NO150923 2023 102.2578
0.00% CP1FIP03 2020 1,045.6056
0.00% CP1FCP02 2020 1,222.1505
6.25% BC1DPP01 2027 101.1491
7.00% CDEEE23 2023 112.4980
11.25% MH12027 2027 103.2533
10.50% MH22023 2023 101.6788
10.00% NO100921 2021 99.9801
15.50% CI290618 2018 107.0260
10.88% MH22026 2026 103.1197
11.00% MH32026 2026 104.8249
15.50% CI051018 2018 108.5813
0.00% CP1EXC07 2026 105.0567
0.00% CP1FIP01 2020 1,046.2192
12.00% NO220219 2019 104.8410
6.25% BC1DPP10 2027 100.9995
12.00% BC2REMI4 2019 100.5467
15.50% CI021118 2018 109.0490
15.50% CI180518 2018 106.3861
0.00% CP1PIF 2018 1,223.0000
14.50% MH12023 2023 118.9026
9.00% NB280717 2017 99.8768
11.00% NO150722 2022 102.7293
12.00% NO200122 2022 107.0203
0.00% VF1FIM06 2025 1,071.0269
0.00% VF1FPM02 2026 1,071.5975
9.50% BC1UCA04 2017 100.0000
9.50% BC1UCA07 2017 99.0000
12.00% BC2REMI3 2019 100.2500
11.00% CI141022 2022 100.8611
15.95% MH12021 2021 120.1291
11.00% MH42026 2026 102.0574
12.00% NO050419 2019 105.3300
0.00% VF1FIM07 2025 1,071.0269
0.00% VF1FIM08 2025 1,071.0269
6.25% BC1DPP18 2027 100.3956
6.25% BC1DPP19 2027 100.3956
11.25% BC2REMI1 2017 100.2500
11.75% BC2REMI2 2018 100.2500
7.00% BC3EGH01 2025 109.4857
6.00% BC3EGH06 2025 103.5500
5.75% BC3EGH09 2025 103.6907
11.15% BC4EGH20 2026 100.0010
9.50% BC4PAR01 2017 99.8500
9.45% BC5PAR02 2018 99.0000
0.00% BS1BCA15 2021 100.0000
15.00% CI050719 2019 111.6233
15.50% CI110119 2019 110.2398
0.00% CP1EXC03 2026 104.9955
0.00% CP1FIIP1 2025 1,070.6000
0.00% CP1FIP02 2020 1,046.3070
16.00% MH12020 2020 117.9870
11.38% MH12029 2029 103.8146

El Fideicomiso

Fecha de publicación:

El Fideicomiso

(Fuente: Periódico El Caribe) Santo Domingo. La figura del fideicomiso comienza a ganar espacio de una forma más activa en el mercado financiero, a partir de la aprobación y puesta en práctica de la Ley 189-11, sobre Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso en la República Dominicana. Pero muchos desconocen la forma en que opera este importante instrumento financiero y los aportes que puede hacer para facilitar la construcción de viviendas y el acceso de más familias a obtenerlas. El consultor económico y experto en la materia Frederich Bergés, ofrece detalles sobre la figura del fideicomiso.

¿Qué es el fideicomiso y cómo opera este instrumento financiero? Es el acto mediante el cual una o varias personas, llamadas fideicomitentes, transfieren derechos de propiedad u otros derechos reales o personales, a una o varias personas jurídicas, llamadas fiduciarios, para la constitución de un patrimonio separado, llamado patrimonio fideicomitido, cuya administración o ejercicio de la fiducia será realizada por el o los fiduciarios según las instrucciones del o de los fideicomitentes, en favor de una o varias personas, llamadas fideicomisarios o beneficiarios, con la obligación de restituirlos, a la extinción de dicho acto, a la persona designada en el mismo o de conformidad con la ley. El fideicomiso está basado en una relación de voluntad y confianza mutua entre el fideicomitente y el fiduciario, mediante la cual este último administra fielmente los bienes fideicomitidos, en estricto apego a las instrucciones y a los requerimientos formulados por el fideicomitente.

¿Cómo y en cuáles áreas puede el fideicomiso beneficiar a la economía dominicana? El fideicomiso representa una oportunidad de negocios importantes, ya que la figura abre nuevos mercados, con distintas alternativas de participación, al tiempo que viabiliza la operación y explotación de la titularización de cartera hipotecaria y la administración de fondos de inversión. Según la modalidad del fideicomiso, esta figura puede beneficiar distintas áreas de la economía:

  • Fideicomisos de herencia o planificación Sucesoral.

  • Fideicomisos culturales, filantrópicos y educativos.

  • Fideicomiso de inversión inmobiliaria y de desarrollo inmobiliario.

  • Fideicomiso de oferta pública de valores y productos, entre otros.

¿Dónde surgió esa figura y cuáles son los países donde mayor desarrollo ha alcanzado? El fideicomiso es una figura muy parecida al trust anglosajón, aunque con algunas diferencias importantes, pero tanto el trust como el fideicomiso están inspirados en el contrato de fiducia que data del tiempo de los romanos, por lo que se denominan negocios fiduciarios. No obstante, la tradición social y jurídica del trust es mayor, pues ya era utilizado en la temprana Edad Media, mientras que el primer fideicomiso latinoamericano se recogió en la legislación de Panamá en en el año 1925. El fideicomiso latinoamericano nació dentro de la tradición jurídica continental, que se conoce como código civil. En este sistema judicial, que la mayoría de países latinoamericanos heredaron de España, no se contempla el concepto de la doble propiedad existente en el derecho común. En Latinoamérica, en los países donde mayor desarrollo ha alcanzado esta figura jurídica es en México, Argentina y Colombia.

¿Cuáles beneficios obtienen los propietarios de los recursos y los receptores de los mismos? Algunas de las ventajas que se pueden obtener a través de la utilización de la figura del fideicomiso son evitar el proceso sucesorio, planificar y mitigar cargas impositivas, controlar la distribución de su patrimonio. También la imposibilidad de persecución de los bienes fideicomitidos por los acreedores del fideicomitente, fideicomisario o del fiduciario, manejar herencias legítimas y asegurar un mejor manejo en la administración de bienes, entre otras.

¿Existen riesgos en operaciones de fideicomisos? ¿Quién garantiza a los propietarios de los recursos? Existe el riesgo de que el fiduciario no cumpla con lo estipulado en el contrato de fideicomiso. Es el fiduciario quien garantiza la buena administración de los recursos de el o los fideicomitentes, de conformidad con lo establecido en el contrato. De ahí la importancia de contratar un fiduciario con experiencia que asegure una actuación prudente y diligente y que actúe profesionalmente en el ejercicio de su encargo. Otros riesgos a considerar en este mercado son: Riesgos operativos, riesgos políticos, riesgos legales y riesgos financieros.

Abre paso al uso de fondos de pensiones

La Ley 189-11, sobre Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso, establece la figura del fideicomiso como mecanismo para la captación de fondos que pueden ser invertidos en proyectos de construcción de viviendas económicas, que no superen los RD$2 millones como valor.
Esta iniciativa facilitará el uso o inversión de los fondos de pensiones en proyectos inmobiliario de impacto social por estar dirigidos a sectores de clase media baja, es decir, a los propios trabajadores.
El procedimiento es que una empresa constructura puede identificar terrenos y diseñar un proyecto inmobiliario con factibilidad y potencial de venta. Para obtener los fondos, que financien la inversión, la constructura puede constituir un fideicomiso, donde participen el constructor, el o los propietarios del terreno y otros actores. Una vez se determina la factibilidad del proyecto, el fideicomiso procura la adquisición de fondos a través de la emisión de papeles comerciales, los cuales pueden ser adquiridos por las administradoras de fondos de pensiones (AFP), siempre que el fideicomiso sea evaluado y cumpla con las exigencias de la Comisión Clasificadora de Inversiones de los Fondos de Pensiones, un organismo que opera en la Superintendencia de Pensiones y que está representado por el Banco Central, la Superintendencia de Bancos, la Superintendencia de Valores, la propia Sipen y una representación de los trabajadores, propietarios de los fondos de pensiones.
En este esquema, las AFP no están obligadas a invertir los fondos de pensiones en ese fideicomiso, pero lo tienen como opción de inversión para diversificar la cartera y posiblemente obtener mayor rendimiento por la tasa de interés.