Saltear al contenido principal

Noticias | Eventos | Blog

Sobre la BVRD y el mercado de valores

Por Iván A. Carvajal Sánchez, Gerente de Proyectos y Mercado de la BVRD

En seguimiento al pasado artículo denominado “Financiando el Plan de Infraestructura a través del Mercado de Capitales” a través del cual se expuso la importancia de los Bonos de Infraestructura para propiciar el desarrollo económico, es preciso puntualizar que si bien las externalidades positivas de una correcta implementación de estos instrumentos en el mercado son múltiples, se hace necesario que los participantes tomen en cuenta una serie de factores que deberán ser ejecutados de manera sistemática y consistente para el logro de los objetivos.

Desde sus inicios, el financiamiento de importantes proyectos de infraestructura ha sido una práctica utilizada por grandes consorcios empresariales y financieros en apoyo con las principales entidades estatales, con el objetivo de apalancar las fortalezas de cada uno de estos jugadores, aprovechar el acceso a mejores condiciones que cada uno trae a la mesa y la aceptación social-económica de parte de la comunidad de inversionistas y organismos internacionales que genera la realización de estas iniciativas.

El resultado de lo mejor de cada uno de estos mundos, en la mayoría de los casos da paso a la concepción de proyectos con alto potencial de generación de ingresos y/o ahorro de costos en beneficio de los sponsors , los financiadores de la transacción y las locaciones donde se llevan a cabo estos macro proyectos.

No obstante a esto, es bueno recalcar que por su naturaleza, estos proyectos resultan ser de alta complejidad al momento de su implementación, al reunir condiciones como altos niveles de apalancamiento, incertidumbre de comportamiento del modelo de generación de flujos de efectivo suficientes para el repago de los compromisos financieros contratados desde la etapa de construcción, exposición constante a factores de mercado (riesgo país, riesgo moneda, riesgo tasa de interés, etc), y en muchos casos de países en vías de desarrollo una exposición a riesgos de seguridad jurídica por niveles bajo de mecanismos para cumplimiento de contratos u oportunidades de mejora en aspectos relevantes a la institucionalidad.

En vista de lo anterior, se hace de relevante importancia el proceso de estructuración de cada uno de los componentes de un proyecto, desde la etapa de planificación,  diseño de la estructura de financiamiento, construcción, supervisión, operación, mantenimiento y finalización de las relaciones contractuales entre los distintos stakeholders del proyecto.

Todo lo antes mencionado, refuerza la importancia del proceso de estructuración para el éxito de los proyectos de infraestructura, el cual debe contemplar:

  1.  El dimensionamiento de los ingresos que producirá el activo resultante del proyecto;
  2. El análisis exhaustivo de los riesgos asociados con cada una de las etapas que deberán agotarse durante el ciclo de vida del proyecto;
  3. La estructuración optima de los recursos financieros para el desarrollo del proyecto;
  4. La estructuración legal en cumplimiento con el marco regulatorio y en apego a mejores prácticas de la industria
  5. La inclusión de las cláusulas de cumplimiento, cobertura de contratos y resolución de conflictos entre las partes.
  6. La administración del Sistema de Información y gestión de controles de ejecución del proyecto

 

Nota: Este artículo fue publicado en la Revista Market Brief By Mercado Media Network, junio 2018 página 16.

Volver arriba